Parece que la palabra crisis es antónimo de emprender. Lo que quizás no te imagines es que este sea el momento idóneo para tirarte a la piscina y montar tu propia empresa con éxito. Mi anterior libro, “Ha llegado la hora de montar tu empresa” da apoyo a todo aquel emprendedor que no abandona el sueño de crear su propia empresa pese a todas las dificultades y desamores que conlleva esta misión.

Este mes de junio, la revista Emprendedores, además de ofrecer mucha información util a emprendedores, empresas, autonomos y PYMES, tambien regala el libro, que ya llega a su 5º edición.

Lamentablemente, uno de los temas que más estamos tocando en relación a Google en los últimos tiempos, a parte de su contencioso con Oracle a causa del sistema operativo Android, es el que más nos preocupa a todos, el de la privacidad, el del uso que hace la gran empresa norteamericana con todos esos datos que recopila a diario sobre nosotros gracias a sus diferentes servicios.

Son muchos frentes los que tiene Google abiertos y, dada la celeridad con la que se mueve todo en las redes sociales, conviene en ocasiones detenerse y hacer una foto fija de la situación para no perder parte de la información por el camino. Empezamos el recorrido:

  • Problemas en la privacidad de los usuarios de Safari: En el caso del navegador de Apple se puede decir que Google se ha rendido a la evidencia y ha reconocido de facto que ha monitorizado la actividad de los usuarios, ya que actualmente lo que está haciendo es negociar la cuantía de la multa que tendrá que pagar con la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos. Dicha multa podría alcanzar los 10 millones de dólares.
  • En España, el bufete ePrivacidad ha denunciado las fotografías que se toman para después ser mostradas a través del servicio Google Street View. La denuncia, presentada ante la Agencia de Protección de Datos se preocupa especialmente por todas las imágenes de personas o vehículos que son publicadas en Internet.
  • Más sobre Street View: en Estados Unidos el asunto se complica ya que el único problema de este servicio no son las fotos, ya que existen informes que detallan que Google también ha captado datos de cuentas wi-fi no seguras. Los datos pueden ir desde contraseñas hasta historiales de navegación.
  • Lo mismo ha pasado también en España y hay expedientes abiertos.
  • Recordemos también que todos esos datos que pensamos que son un asunto entre Google y nosotros, (u otros como Facebook), en cualquier momento pueden ser requeridos por un organismo con la suficiente “fuerza” o influencia.

Estamos confiando muchos datos a Google, desde nuestras comunicaciones hasta nuestros archivos. Recordad siempre que, como dice el propio Alejandro Suárez: “Google nos conoce mejor que nuestra madre o nuestra pareja”.

Tagged with:
 

El primer matiz que se debería hacer es que Google Drive es un nuevo servicio pero que no todo en Google Drive es nuevo, ya que de algún modo “su corazón” es Google Docs. Nos ha parecido, al hilo de esto, interesante, recordar un viejo post que leíamos en el blog de Arturo Goga hace ya dos años en el que según sus palabras, decía: “Google lanza Google Drive a través de Google Docs“. Y por cierto, Google sigue trabajando intensamente en mejorar Google Docs ya que ayer mismo anunciaba una actualización con nuevas fuentes y plantillas.

Para usar Google Drive tienes que descargar un programa que genera una carpeta en tu ordenador, desde la cual podrás acceder a todo tu contenido almacenado “en la nube”, incluyendo los documentos de Google Docs. Podrás acceder a tu disco duro virtual desde cualquier dispositivo. El servicio arranca con una versión gratuita que ofrece 5GB de almacenamiento y diversas opciones de pago.

Y mientras los usuarios se lanzan de forma masiva a descargar el programa, vemos surgir los primeros inconvenientes; estos tienen que ver con los términos y condiciones de uso, ya que según nos cuentan desde el blog de Alejandro Touriño en lainformacion.com en ellos consta que “cuando subimos contenido al servicio concedemos a Google y a cualquier colaborador de éste un derecho a usar, almacenar, reproducir, modificar, crear obras derivadas (tales como traducciones, adaptaciones, etc.) y distribuir libremente dicho contenido“. Os recomendamos encarecidamente leer el post de Touriño ya que en él también ha incluido la postura oficial de Google sobre el asunto. Así cada uno podrá juzgar lo que crea conveniente.

El mismo autor se molesta en comparar los términos y condiciones de Google Drive con las “hay que firmar” en otros servicios como Dropbox o SkyDrive, este último propiedad de Microsoft. Tenéis un trabajo similar en otros blogs, como Omicrono. También hay quién se ha molestado en desgranarnos 7 alternativas diferentes a los servicios ya citados, y lo que está claro es que vamos a oir hablar mucho de almacenamiento en la nube a partir de ahora, ya que muchas empresas van a mover ficha al respecto: de hecho Amazon lo acaba de hacer.

Tagged with:
 

Estos días hemos estado compartiendo en las diversas redes sociales diversos artículos relacionados con el rifi-rafe que se traen entre manos Google y Oracle a causa del sistema operativo Android. Probablemente más de uno de vosotros no sepa cuál es la causa de este litigio que finalmente ha desembocado en un juicio.

A pesar de que Google ahora diga que Android no es crucial para la compañía, no estamos hablando de lo que coloquialmente se califica como “el chocolate del loro”, ya que tenemos que recordar que dicho sistema operativo es actualmente el corazón de infinidad de smartphones y tablets.

Todo comienza en el verano de 2010, (en el artículo de El Mundo que hemos vinculado lo explican muy bien), cuando Oracle decide demandar a Google aduciendo que sus derechos de propiedad intelectual relativos al lenguaje de programación Java han sido vulnerados. La respuesta de Google es que no es posible que Oracle tenga derechos de autor sobre las partes de Java que había creado Sun Microsystems y recuerdan que es un código libre.

Como explican en el diario Cinco Días al asunto ya está en los tribunales, en un juicio que puede durar más de ocho semanas, y en el que ambas empresas han puesto toda la carne en el asador. De entrada Oracle exige el pago de 1.000 millones de dólares como compensación por lo que ellos estiman que es el perjuicio causado y exponen que Google pudo haber pagado por una licencia para usar Java y no quisieron hacerlo. Google se defiende diciendo que ninguna empresa puede ser propietaria de un lenguaje que nace como fruto del trabajo de una comunidad libre.

El juicio sigue adelante y por el estrado han pasado ya personas de tanta importancia como el ex CEO de Google Eric Schmidt. Y hablando de ex CEOs: la noticia de última hora es que Jonathan Schwartz, el que fuera CEO de Sun se ha puesto de parte de Google. Veremos en que queda todo esto.

Tagged with:
 

La admiración y entusiasmo por el libro “Desnudando a Google” sigue aumentando apenas dos meses después de su lanzamiento en España y recientemente ha lanzado su tercera edición en castellano. Además  ha despertado interés también a nivel internacional: se está negociando la traducción a otros 7 idiomas y se ha firmado un contrato para lanzarlo en Polonia y en Brasil.

Alejandro Suárez Sánchez-Ocaña, autor del libro, “se declara gratificado y recompensado por la gran aceptación del público, más aún cuando diferentes culturas están demandando su libro  – por ejemplo en México y Colombia ya está distribuido por la Editorial Planeta – pero, sobre todo, por el hecho de poder comprobar que la sociedad está entendiendo el poder e influencia que Google ejerce sobre todos nosotros a nivel mundial”.

Un claro ejemplo de la gran repercusión de “Desnudando a Google” son los miles de comentarios  que los internautas  dejan en las redes sociales:

Y es que, como explica Alejandro, “Muchos lectores se asombran del poder de Google y se preguntan cómo una empresa tan joven puede haber construido un imperio en tan poco tiempo. Esta es una de tantas reacciones que provoca el libro, hacernos preguntas que, a veces, plantean ciertas dificultades para contestar. Situción que se debe a una de las características que acompañará a sus fundadores desde sus inicios, un velado secretismo en torno a los avances y la tecnología que desarrollan. En este sentido, espero estar  ayudando a la sociedad a entender mejor el Universo Google”.

Tagged with:
 

Mucho tiempo llevaba Google sin dar una noticia de esas que hacen que todo el mundo de Internet se vuelque, y que además polarize la atención.

En los últimos meses, desde el lanzamiento de Google+, no habían surgido noticias desde el gigante de Internet que dieran que hablar en términos de innovación, nuevos productos, etc. Parecía que la máquina de idear se había parado. Y sobre todo, el único movimiento que se intuía era el de la concentración de productos en torno a Google+.

Pero esta semana, y después de algunas escuchando rumores, Google ha mostrado lo que sería un prototipo de como entienden que sería la evolución de los smartphones actuales en cuanto a interfaz de usuario.

El proyecto se denomina Project Glass y lo han presentado en su página de Google+ (como no) para recibir feedback de los usuarios. En dicha página han colgado un vídeo-idea de como sería su uso. No se sabe hasta que punto llegará el proyecto en la realidad:

No se sabe como de avanzado estará el proyecto, aunque se ha visto al cofundador de Google Sergey Brin con uno puesto. ¿Era funcional? ¿Solo con la intención de llamar la atención?

El debate está abierto. ¿Te pondrías estas gafas? ¿Le ves sentido a que un dispositivo nos bombardee con información directamente a los ojos? ¿Qué vías abre para Google en cuanto a la inserción de publicidad directamente en tu cara? Nos gustaría contar con vuestra opinión.

 

Tagged with:
 

Ya hemos hablado varias veces del uso de nuestros hábitos de navegación o de utilización de sus servicios que Google hace fundamentalmente para orientar la publicidad con la que ganan ingentes cantidades de dinero. Pero hay otros servicios de los que se hablan menos; pero que muestran a las claras que la intención de “utilizarnos” lleva mucho tiempo en Google.

Os quería hablar hoy de reCaptcha. Con este nombre tan complicado se identifica un servicio de Google de generación de CAPTCHAs. Para el que no lo sepa, un CAPTCHA es lo que se nos muestra en muchas webs para asegurarse de que somos personas y no máquinas. Según la Wikipedia:

Captcha es el acrónimo de Completely Automated Public Turing test to tell Computers and Humans Apart (Prueba de Turing pública y automática para diferenciar máquinas y humanos)

Seguro que todos ya sabéis a qué nos referimos. Pero por si hay alguna duda, aquí una imagen:

Normalmente los CAPTCHA se generan mediante algoritmos matemáticos que modifican una imagen de un texto, distorsionándolo, haciendo muy difícil para una máquina reconocerlo, pero que una persona sí puede. Pero Google vio un nicho de mercado con los CAPTCHA.

Tenía un problema. Por el año 2004 Google presentó lo que ahora se llama Google Books. Un proyecto con una gran ambición. Digitalizar millones de libros. Alejandro Suárez en el libro Desnudando a Google nos cuenta en detalle la concepción del proyecto y las enormes dudas que surgen del mismo. Y aquí es donde entran los CAPTCHAs.

En esa ingente tarea de digitalizar miles de millones de páginas, la Tecnología tiene que dar herramientas que permitan pasar una imagen a texto digital. Para ello se utiliza software OCR (Reconocimiento Óptico de Caracteres en sus siglas en inglés). Pero los OCR no son infalibles. Según como se encuentre el estado del texto original pueden fallar.

Y ¿qué plantea Google para resolverlo? Pues ofrecer un servicio gratuito de CAPTCHA de tal forma que te muestra esas palabras que su software OCR no reconoce para que TU le digas lo que pone. Y lo ofrece gratis porque le interesa que el mayor número de webs posibles lo utilice y así asegurarse cientos de miles de manos resolviendo lo que sus máquinas no pueden hacer.

¿Estás o no estás ayudando a Google? ¿Con qué intenciones? ¿Qué pasará el día que Google deje de ofrecer su Google Books de manera gratuita? Son ideas para reflexionar.

 

Una de los aspectos qué se tratan en el libro Desnudando a Google es el relacionado con los ingresos de Google. Ofrecen unos servicios que para la mayoría de sus usuarios son gratuitos (Google Maps, Mail, Docs, etc) pero obtienen una cantidad fenomenal de ingresos. Uno de los indicativos de cuanto puede ingresar Google se obtiene de saber cuanto gasta por ejemplo en publicidad.

Esta semana hemos sabido de unas cifras que llaman la atención. Google gastó en publicidad en televisión en Estados Unidos en 2011 la cantidad de 69 millones de dólares. A lo que hay que sumar 123 millones en publicidad online y otros 20 en otros medios tradicionales. Y ya se sabe que por ejemplo, en 2012 ya se ha gastado 12 millones de dolares solo por publicitarse durante los Oscar. Y se estima que este coste representa un 1,2% de sus ingresos, que por tanto se elevan a una cantidad de más de 17 mil millones de dólares.

Este dinero tiene que salir de algún sitio. Y es donde empieza el círculo vicioso de la privacidad. Porque sus ingresos vienen fundamentalmente de la publicidad. Para poder ofrecer una plataforma de publicidad atractiva para los anunciantes permiten segmentar a los usuarios. Y para poder segmentarlos, necesitas saber sobre ellos. Es por eso que Google necesita saber lo más posible sobre nosotros. Es clave para poder mantener su modelo de negocio. Y de ahí que por ejemplo patente una solución que podría emitir anuncios en función de lo que se escuche mientras hablas por teléfono. Así, si detecta que estás en un aeropuerto te podrá mostrar anuncios de viajes de avión baratos.

Como siempre, lo importante es saber que esto es así. Que Google no regala servicios porque sea muy bueno, sino porque así obtiene información de tí. Siendo consciente de ello, seremos responsables de nuestra navegación online.

Al respecto de ello, precisamente unos Xgooglers (ex-empleados del gigante) han sacado una utilidad que te permite bloquear definitivamente los rastreos que hacen los grandes de Internet. Se llama Disconnect.me y se instala como extensión en el navegador.

 

Por otra parte, seguimos recibiendo comentarios de nuestros lectores por las redes sociales. Nos encanta saber qué opinan del libro (ya sea bueno o menos) y compartirlo con los demás. Esperamos la tuya también. Recuerda que estamos en twitter y en Facebook.

Tagged with:
 

Estos últimos días hemos sabido que en Francia se ha abierto una investigación contra Google respecto a su tributación en ese país durante los años que van del 2008 al 2010, incluyendo una redada que se produjo en Julio del 2011.

Francia representa el cuarto país en generación de negocio del mundo para Google, pero pagó en impuestos sobre una cifra de 68 millones de euros, mientras que en Reino Unido, con unas cifras similares de negocio, registró un balance de 2.500 millones de euros (37 veces más).

La diferencia de balances sigue estando en como los grandes de Internet aprovechan la situación europea, por la que se instalan en Irlanda como sede central Europea desde donde se realizan todas las facturaciones. Cuando un cliente francés o español contratan publicidad en Google, la factura les llega desde Google Irlanda, aunque el cliente sea español, y su publicidad se vea solo en el mercado español.

Es por ello, que en la situación actual de crisis los políticos se pongan un poco más serios con esta situación. Y en Francia, que se encuentran en este momento en periodo electoral, lo utilicen en campaña.

Fue con el lanzamiento de Desnudando a Google, donde Alejandro Suárez ya nos contaba esta situación, cuando en España se empezó a hablar de este tema con diversos titulares en prensa incluyendo una investigación de la Agencia Tributaria a Google. Pero tras este impulso inicial, no se ha vuelto a tratar el tema en los medios.

Los grandes de Internet amenazan con que si tuvieran que tributar en cada país, correrían el riesgo de parar sus actividades en dichos países. ¿Son realmente sus servicios tan necesarios localizados en el país como para permitirnos el lujo de que no tributen como el resto de empresas?

 

Tagged with:
 

Esta semana han aparecido algunas noticias que sorprenden ya que suponen un pequeño cambio en cuanto a la inercia que parece existir en utilizar los productos de Google.

Conocimos el Miercoles pasado, en la presentación que realizó Apple de su nuevo iPad, la integración del software iPhoto en los dispositivos de la manzana. Una de las funcionalidades que incluye el software es la de la geolocalización de las fotos. O lo que es lo mismo, poder indicar sobre un mapa dónde exactamente hicimos esa foto.

La cuestión es que hasta ahora, todo lo que tenía relación con mapas en los dispositivos iOS se realizaba utilizando los servicios de Google Maps. Pero ahora para iPhoto, Apple ha decidido utilizar una plataforma de mapas abierta que se llama OpenStreetMap. Ésta utiliza recursos públicos y trabajo colaborativo de personas desinteresadas para tener actualizados los mapas.

Apple le da la repercusión, aunque fue unos pocos días antes cuando supimos que Foursquare, que es una plataforma donde informas a tus amigos de los sitios por donde has estado (restaurantes, monumentos, bares, etc), decidió exactamente los mismo,

¿A qué se debe este cambio? A que Google decidió establecer una cuota para aquellas empresas que utilizaran Google Maps un determinado número de veces al mes, cosa que para usuarios de Foursquare o Apple es habitual. Y dichas empresas no están dispuestas a darle más dinero a Google.

Siempre se ha dicho que hay cierto miedo a nuestro apalancamiento a las herramientas de Google por si decidieran cobrarnos por ello. De momento han empezado con las empresas, pero nunca se sabe. Saber que hay alternativas como en el caso de OpenStreetMap nos da esperanzas de poder tener otras para el resto de servicios de Google

¿Conoces alternativas a los productos como Gmail, Google Docs, Reader, etc? Compártelo con los demás y así podremos tener una lista de alternativas. Esperamos vuestra aportación.

Tagged with: